El Chi Kung es una parte integrada de la práctica del Tai Chi Chuan.

Chi significa energía o, fuerza vital. Kung significa trabajo o práctica. Por lo que se podría traducir como "trabajo energético" o "práctica con la fuerza vital". Básicamente el Chi Kung crea los cimientos del desarrollo del Tai Chi Chuan. A través de determinados ejercicios se condiciona el cuerpo para que el flujo de la fuerza vital, la energía que discurre por los meridianos, sea fluido y sin cortes al mismo tiempo que se crea una comunicación directa con los recursos energéticos del cuerpo y de la naturaleza. Se restablece la respiración natural, que mejora la utilización de la capacidad pulmonar y facilita el trabajo del corazón. También se aprende a optimizar los recursos del cuerpo, descansando todo el peso en los pies (Tierra), manteniendo la mente en calma y atención (Cielo) y uniéndolo todo con fluidez. Hay muchos tipos de Chi Kung, más que estilos de Tai Chi Chuan.
En nuestra escuela, Hun Yuan, se trabajan principalmente los siguientes:
Chan Sy Gong: Desenrollando el hilo de seda. Serie de ejercicios que implican todas las articulaciones del cuerpo con movimientos que siguen el principio "pie-cadera-mano" desde el que se desarrolla la potencia interna del Tai Chi Chuan.

Hun Yuan Qi Gong: Chi Kung del principio de la materia. Series de ejercicios basados en la alquimia taoísta que tonifican los órganos internos a la vez que ayudan a integrar cuerpo, mente y espíritu.

Ta Li Gong: Ejercicios para el desarrollo del Jing y la potencia interna del Tai Chi Chuan.

Fan Song Gong: El Chi Kung de la Relajación Consciente. El Shong (relajación consciente) es la base para el correcto flujo de Chi por el cuerpo, esencial para una buena práctica del Tai Chi Chuan.

Wuji Zhuang ó Mapu: Posiciones estáticas de pie que ayudan a alinear la estructura y tomar conciencia del cuerpo y su relación con la mente.

Taiji Chi y Taiji Bang: El Chi Kung de los bastones cortos.